Liberté (2019)

Año 1774, pocos años antes de la Revolución Francesa. Madame de Dumeval, el Duque de Tesis y el Duc de Wand han sido expulsados de la corte puritana de Luis XI. Entre dos ciudades alemanas muy próximas, Postdam y Berlín, este grupo va en busca del duque de Walchen, un conocido seductor y libre pensador alemán mientras les rodea un entorno lleno de hipocresía y falsas virtudes. Su objetivo es encontrar un lugar seguro donde llevar a cabo sus juegos maliciosos al mismo tiempo que promueven el libertinaje. Su filosofía se basa primordialmente en un rechazo de la moral y la autoridad que reinan en su época. Según su director, Albert Serra, la película actúa de forma física en el espectador, produciendo "ese efecto de estupefacción que podemos sentir al salir de una discoteca de madrugada.". Estéticamente, la película ha recibido influencias plásticas de la pintura del siglo XVII, inspirándose en trabajos de los artistas François Boucher y Jean-Honoré Fragonard. "Una película mental en la que no puedes distinguir lo que has visto de lo que has oído o de lo que has imaginado. A veces, somos los voyeurs; otras, son ellos quienes nos miran y nos llaman. Puede que nos estén vigilando, que estén escrutando nuestras reacciones", ha dicho el director. Ocultar sinopsis completa ... Mostrar sinopsis completa